Blogia
Inspector Albornoz - Bombero - Técnico Prevencionista

ALERTA DE RIESGO - MEMORIA DE UN BOMBERO ATRAPADO EN EL INFIERNO

ALERTA DE RIESGO - MEMORIA DE UN BOMBERO ATRAPADO EN EL INFIERNO

El capitan Mike Spalding del Departamento de Incendios de Indianapolis es un "afortunado", es uno de los pocos Bomberos que pudieron sobrevivir a una "descarga disruptiva".
En las ceremonias del cierre en la Conferencia de Instructores de Bomberos en Indianapolis, el pasado mes de febrero, él describio su experiencia personal en el incendio de un club en su ciudad donde perecieron otros dos Bomberos.
Su ponencia estuvo llena de de talles honestos, y a continuacion ofrecemos una transcripcion; verdaderamente es una leccion conmovedora detallando las etapas letales y rapidas del desarrollo de la descarga disruptiva de un flashover.
Aparte de comentarlo con mis amigos y grupos pequeños, está es la primera vez que he hablado en publico sobre este tema; realmente me siento afortunado por poder compartir esto con ustedes, deseo hablar un poco sobre mi antes de comenzar hablar sobre aquel incendio.
Toda mi carrera la he desarrollado en parques de Bomberos, tuve el gusto de compartir mi funcion con grandes personas, tuve el gusto de desempeñar mi trabajo y que es lo que siempre desee.
Siempre me specialize en distintas rutinas, rescate pesado, de río, como SCUBA, y tambien en los distintos incendios, fui prosperando en mi carrera, gocé de ella, estuve a gusto y el desafio me satisfacía.
El 5 de febrero de 1992, respondimos a una llamada de incendio en un Club de la ciudad, comunicaron los testigos que habia mucho humo en los pasillos, no contaba con sistemas de alarma, por mi parte habia tenido un dia bastante movido con otras emergencias y trabajos de capacitacion en la estacion, nos disponiamos a dormir ya entrada la noche cuando tuvimos esta emergencia y nos equipamos para dirigirnos a ella.
Tenia un compañero en mi equipo en ese entonces, su nombre era Juan Lorenzano, Juan era un Bombero con cerca de tres años de trabajo, muy poca experiencia para los estandares del Departamento de Bomberos; el era el quinto hombre en la dotacion de mi unidad, estabamos en la "Escalera 7", era una escalera mecanica de 135 pies, Juan subio en el asiento delantero a mí lado, ya que era mi compañero y me seguia donde quiera que yo iba.

SIN MUESTRAS APARENTES
Llegamos y en el exterior del edificio no habia muestras equivalentes a lo que estaba ocurriendo en el interior, eramos uno de los primeros equipos en ingresar, encontramos humo negro pesado pero no podiamos encontrar la fuente que lo generaba, y como menciono el sistema de alarma era basico y tampoco nos indicaba la fuente de ignición en consecuencia no se podia establecer claramente la localizacion del fuego, asi que tuvimos que comenzar su busqueda, el Jefe envio a varios equipos uno eramos Juan y yo a la zona del subsuelo y sótano.
El edificio era muy antiguo construido por 1922 y habia sido remodelado varias veces, estoy seguro que varios de ustedes estan familiarizados con este tipo de edificos; Juan y yo fuimos rumbo al sótano, en nuestro camino encontramos un humo ligero, calor normal, pero ningun fuego.
Las comunicaciones se escuchaban entrecortadas no muy claras por encontrarnos en pisos bajos, al no encontrar fuego volvimos sobre nuestros pasos y vimos que el humo comenzaba aparecer mas pesado que antes al llegar a la zona del pasillo, el Jefe nos comunica por radio que habian localizado focos de fuego en el tercer piso y que procedieramos a dirigirnos hacia allá para ayudar a los demas grupos.
Mientras que ibamos avanzando el resto de los equipos de bomberos retiraban algunas victimas, el club tambien contaba con una estructura hotelera, habia muchas personas presas del panico, de los efectos del humo, tosian fuertemente, clamaban por ayuda y los grupos realizaban los rescates, al llegar al tercer piso Juan y yo permanecimos en el descanso de la escalera, ilumine su cara metida en la mascara del SCBA y pedi que controlara sus consumos, Juan meneo su cabeza en señal de positivo, Juan era un joven con una flamante familia y padre de un bebe, tenia formacion Universitaria y en sus dias de descanso era trabajador social, era un buen hombre la gente lo apreciaba mucho; eramos buenos amigos con su familia y su hermano que era Policia del Departamento de la ciudad.

SUMERGIDOS EN LA NEGRURA
Juan y yo nos miramos y cabeceamos como señal de continuar la tarea, ya el humo ejercia una importante presion, lo ocupaba todo y era muy oscuro, era la verdadera obscuridad, a pesar de todo podiamos identificar las lineas de mangueras que serpenteaban hacia las habitaciones del cuarto piso. Comenzamos avanazar guiandonos por las lineas de mangueras, bien agachados, por debajo de ese negro humo; habia equipos que estaban trabajando en el area, podíamos oirlos.
A pesar de todo pudimos contactarlos y llegamos dentro de las habitaciones el calor no era tan insoportable, estabamos cerca de las lineas de manguera, nuestro trabajo era entrar, tirar falsos techos, ventilar y buscar víctimas, el tipico trabajo de los bomberos de las dotaciones de las escaleras.
Nos dirigimos a otros cuartos, pasamos a través del pasillo del elevador, alrededor de la esquina en una área grande central siguiendo una linea de mangueras, permaneciendo siempre cerca de la manguera, adelante una vez mas escuchabamos los equipos trabajar, pensando que ese era el cuarto del fuego, pero no fue así no vimos ningun fuego, fue cuando nos dimos cuenta que el fuego estaba debajo nuestro, golpeando fuertemente, eso percibiamos, el humo se haciendo cada vez mas oscuro y pesado.
Encontramos a otro Bombero Woodie Gelenius, el tenia unos veinte años de experiencia, tambien pertenecia a una de la Companias del centro de la ciudad la Numero 13 y era de la dotacion de una Escalera, era un hombre muy experimentado, sabía lo que hacía, salío y no tenia su linterna encendida, comenzo a tropezarse, obviamente él estaba necesitando ayuda, Juan y yo lo tomamos y comenzamos a retroceder siguiendo la linea de mangueras tomandolo de ambos brazos, para ese entonces todo se habia tornado tan oscuro que la linterna del casco y la del chaqueton no iluminaban absolutamente nada estabamos sumergidos en la negrura total.

 

CALIENTE COMO UN HORNO
Fue entonces cuando la condicion cambio precipitadamente, nunca habia visto nada igual o similar, he combatido todo tipo de incendios, en todo tipo de edificios, y con toda calse de combustible, crei haberlo visto todo.
De tal manera que cambios repentinos conforme a mi experiencia los trataria de dominar, de protegerme, de proteger mi equipo, pero como menciono todo cambio repentinamente, hoy en la actualidad sigo pensando en lo sucedido y me sigo sorprendiendo.
El calor habia aumentado de manera tal que parecia que estabamos dentro de un horno, en la oscuridad se podian observar parpadeos naranjas alrededor mio, el calor era increible e insoportable y sentia que mi equipo estructural en cualquier momento iba a tomar fuego.
En aquellos años era uno de los tantos bomberos que no utilizaban monjitas o verdugos de proteccion para la cabeza, porque se tenia la idea de como nos ibamos a dar cuenta del intenso calor sin tener una parte del cuerpo expuesta para poder medirlo, bien como se imaginaran mis oidos ardian y estaban tan calientes como friendo tocino, esta alarma me llevo a arrojarme al piso, estaba acostado tirado en el piso, inmediatamente tome mi equipo de radio pidiendo ayuda porque presentia que no ibamos a salir de ese infierno.
El calor de una descarga disruptiva es intenso como el calor de un horno, usted automaticamente comienza a dar vueltas a moverse por instinto como si fuera un animal, yo como casi todos los bomberos hemos visto a las personas saltar de los edificios inclusive a bomberos con todo su equipamento de varios pisos de altura, y siempre pense que motivaria a la gente a tirarse, que siempre puede haber una oportunidad; luego de esta experiencia comprendo perfectamente el sufrimiento, el intenso calor, el dolor, la sensacion de sentirse atrapado que lo va invadiendo, si hubiera estado en un noveno piso hubiera saltado!.
Estaba abajo en el piso, sabía que teníamos que salir y pronto, hice un barrido rápido con mi mano y no encontraba a Juan, a ninguna manguera, todo eran parpadeos naranjas dentro de una inmensa negrura, procedi avanzar hacia un lado ingresando a la negrura que bien para ese lado podia haber una pared, pero no habia forma de identificar el lugar; mas adelante descubri que estabamos en el pasillo de los elevadores, llegue hasta un vestibulo que me fue conduciendo a otro sector del edificio. Era una estructura grande, me segui arrastrando adelante, seguia intentando llamar por radio, pero en estas situaciones es asombroso lo que ocurre casi no sabe donde está ni que dirá. Continue arrastrandome por ese vestibulo, intentando salir de alli, intentando buscar un lugar mas fresco en donde podria reagruparme, en donde poder sobrevivir; porque estaba desesperado, tambien estaba observando que mi energia mi estado fisico estaba menguando, estaba muy agotado, apesar que siempre lleve una vida sana, no fumaba, no bebia, realizaba ejercicios fisicos tres a cuatro veces por semana, estaba muy bien fisicamente; pero pensé esta vez me atraparon, a mi alrededor podia escuchar como parte de la manposteria se iba desmoronando.
Podía ver como todo ese fuego caia sobre mi junto con escombros pero no tenia idea de donde provenia, que pasaba, de pronto el techo se derrumbo sobre mí.
Luego me dijeron que una persona bajo los efectos de un calor tan intenso apenas funciona bien, en ese momento podía oir hablar a otros bomberos pidiendo ayuda, pero nada podía hacer el calor era sofocante, habia perdido el microfono de mi radio, estaba atrapado. Pasé por tres etapas de la descarga disruptiva desde que comenzo hasta que me rescataron y me sacaron hacia el exterior lo digo con toda sinceridad, Primero rogue para que Dios me guie hacia la salida, lo que no pude conseguir, luego rogue por el perdón porque sabia que sabia que estaba atrapado, luego rogue porque Dios tome mi vida debido al dolor y la sofocacion del intenso calor, nunca pense que podria salvarme.
Para mi buena fortuna un Teniente de nombre Tom Arturo entro a traves de la ventana del tercer piso y comenzo a combatir el fuego con su equipo, el estaba trabajando en el vestibulo grande yo estaba en el otro extremo oculto debajo de los escombros del techo derrumbado; mientras estaban trabajando en esta area Tom escucho algo "que sonaba a humano" es la forma en la que él describio el momento y comenzo a moverse hasta donde alcance su linea de mangueras, todavia la situacion no estaba bajo control, sin embargo Tom tomo la decision para averiguar quien estaba atrapado allí.
El penso que seria un civil, el encargado de su equipo luego me comento que dejo su lineas de mangueras para entrar en ese infierno, pero él confiaba en Tom, ya que era un oficial muy experimentado y equipado, finalmente Tom llego a lugar y pudo observar mis piernas que sobresalian de los escombros, retiro los restos que estaban sobre mi quito mi mascara y me dio aire de su equipo, no me reconoció, a pesar que ély yo habiamos trabajado juntos, pero él no me reconocio y me pregunto quien era, me encontro con el visor de mi mascara derretido, y el chaqueton quemado, estaba irreconocible.
Habia otros bomberos que resultaron con serias quemaduras, algunos pudieron escapar saliendo por las ventanas y pudiendo llegar a las escaleras de los camiones, a nosotros nos tomo dentro del incendio y de sorpresa, no se como agradecer a los bomberos que esa noche nos rescataron, en el pasado como bombero nunca supe lo que la gente sentia al ser rescatada, el agradeceimiento de haber podido sobrevivir, ahora me doy cuanta lo maravilloso que es.
Lamentablemente Juan Lorenzano y Woodie Gelenius fallecieron en el tercer piso, no sé como Juan y yo nos separamos, fui el ultimo en hablar con Juan, fui el ultimo en ver a Woodie ¿por qué yo me salve y ellos murieron? No lo sé, es un pensamiento que siempre me acompañará.

 

EL PROCESO DE CURA
Deseo continuar con mi historia y decirles algo sobre los resultados del flashover; una vez en el cuarto de emergencias del hospital podía escuchar a los doctores hablar alrededor mio, verdaderamente tenia muy serias heridas, quemaduras, crei que no iba a sobrevivir, que mis posibilidades eran muy bajas.
Despues que ellos me despojaron de todas mis prendas, comenzaron con los catéteres, me colocaron un laringoscopio, entonces fue que escuche a un doctor decir, OK su via respiratoria no esta dañada; recien ahi me di cuenta que tenia buenas posibilidades de sobrevivir. La intervencion sobre mis heridas continuo desde que finalizo la tarea de los medicos practicamente dormi hasta el otro dia, amaneci todo intubado, con morfina, pero me sentia ahogado no podia respirar bien asi que decidi arrancarme el entubado, porque es horrible querer respirar por el tubo es como hacerlo por una pajita o sorbete. Pasé tres semanas en la unidad de cuidados intensivos de quemados, tenia quemaduras de tercer grado en ambas manos, brazos, mi cara, orejas, atras de la cabeza, una pierna y quemaduras de segundo grado por el resto del cuerpo eran muy extensas. Lo que fue toda una experiencia el cuarto para el tratamiento y limpieza de quemaduras, estaba totalmente desnudo, me introdujeron dentro de una pileta de acero inoxidable con el agua hasta el pecho, tenia los dedos, las manos negras, me colgaba piel por todos lados, y las enfermeras no se hicieron esperar lavando y raspando las superficies quemadas sacandome todos esos jirones.
Despues de una semana verdaderamente aprendi y mucho sobre el tratamiento de las quemaduras, no sabia que cuando la piel se quema larga un liquido, un tanto blanquesino que al secarse pega fuertemente la piel a la carne del cuerpo, entonces y primero intentan tratamientos topicos a base de medicamentos para aflojar esa piel e ir sacandola, el problema es cuando los medicamentos no dan resultado, si esto ocurre los medicos deben recurrir a pinzas y escalpelos cortando esa piel quemada porque tiene que salir si o si y les puedo asegurar que es muy doloroso, llegue a llorar.
Pero ya estaba en camino de recuperacion, ellos estaban trabajando constantemente sobre mí, ya en la segunda semana comence alimentarme paulatinamente, ellos me entregaron utensillos especiales para comer ya que estaba todo vendado y cada vez que me me caia la comida o un utensillo ahi me daba cuenta que estaba invalido y pensaba que era un bombero de primera intervencion, llegando y entrando en los fuegos, con toda esa energia, eramos agresivos pero cautos al mismo tiempo.
Cuando fui sanando me pasaron a terapia intermedia alli comence algunos ejercicios con una bicicleta, tenia un asiento relleno para mejor comodidad pero para mi no fue suficiente, pedi mas relleno, porque yo tenia quemaduras hasta en lugares donde usted no debe tener quemaduras, permitame ponerlo de esta manera, lo que hacia que los quehaceres mas basicos y sencillos sean dificiles y dolorosos.
Y ahi estaba yo con la bicicleta podia observar en el cuarto que habia otras personas, adultos niños, todos ellos luchando sus propias batallas, yo me dije Jesus Cristo ayudanos a luchar nuestras batallas. Luego de varias semanas hable con las autoridades del hospital porque habia avanazado bastante, para volver a mi hogar y desde ahi poder hacer el resto del tratamiento, comprometiendome a realizar todos los ejercicios y tambien el cambio de las vendas.
La piel fue sanando dia a dia el progreso era muy bueno, tuve varias intervenciones quirurgicas reconstructivas de cara y orejas, tratamientos especiales, los Doctores se asombraban de los acelerado de mi reahabilitacion, no obstante fue un proceso duro y doloroso.
Yo pertenecia a uno de los grupos de apoyo más buenos del mundo, los Bomberos, son lo mejor y quiero decir esto desde mi corazon, mi familia mis amigos estuvieron de pie gracias a ellos; durante todo el tiempo todos mis hermanos y hermanas bomberos estuvieron ahi.
Una de las cosas mas notables que fue la cantidad de tarjetas de Bomberos de toda la Nacion y otros Paises que enviaron sus tarjetas apoyandome.
Es un momento triste y duro cuando fallece un bombero en un incendio, es increible pero a veces, toda la experiencia, el valor, el entrenamiento no pueden superar algunas situaciones imprevistas que simplemente suceden, yo pienso que hoy si estuvieran Juan y Woodie estarian junto a mi y estarian muy a favor de continuar aumentando la seguridad del bombero.
Permitanme mencionarles algo muy importante para mi, tengo una estrecha amistad con las familias de Juan Lorenzano y Woodie Gelenius, y ellos me apoyan siendo lo mas importante saber que no me hacen responsible por la muerte de sus seres queridos, y eso es muy importante para mi.
Deseo finalizar diciendoles a todos ustedes que el desafio es trabajar con rigor profesional, desplieguen en los incendios sus mejores habilidades, debemos luchar las batallas aplicando la maxima seguridad para el bombero, para hacer que su trabajo sea confiable y si algun dia el desastre golpea y usted pierde un bombero, quizas un miembro de su familia se llegue hasta usted y le dirá "yo no lo culpo, se que hizo su mejor trabajo"


El Capitan Mike Spalding, escribió un libro narrando detalladamente su experiencia.(nota de Albornoz)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

sara -

La verdad muy impresionante ese bombero despues de lo ocurrido seguro es otra persona dios estuvo a su lado No es facil su profesion merecen respeto saludos sara
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres