Blogia
Inspector Albornoz - Bombero - Técnico Prevencionista

Bleve: Anatomía de un fenómeno peligroso

Bleve: Anatomía de un fenómeno peligroso Cuando hablamos de BLEVE, nos vienen a la memoria imágenes de grandes y devastadoras explosiones muy parecidas a las que nos muestran las películas de acción. Pero... como se produce y por qué?, siempre es el fuego visible la resultante de este fenómeno?, como sé que estoy en presencia de una situación capaz de producirla?. Hay muchas preguntas, conozcamos la esencia de este escenario y seguramente podremos responderlas.

La denominación de este fenómeno, significa "Explosión de los vapores expandidos de los líquidos en ebullición" (Boil Liquid Expanding Vapor Explosion).

Aquí tenemos la primera pista, sabemos que los líquidos conservan tal condición cuando están a temperaturas mas bajas que la propia de ebullición y absorben energía en forma de calor hasta evaporarse.
No hay en la definición una declaración explícita que nos indique que estos líquidos han de ser sí o sí combustibles ó inflamables así que podemos deducir que cualquier recipiente que contenga líquido, esta propenso a ser víctima de este fenómeno, he aquí la segunda pista.
Si pensamos en una explosión nos vendrá una imagen de un recipiente cerrado herméticamente que falla por acción de la temperatura a la que se ve sometido y la presión interior, está es otra condición que debe cumplirse.

Con estos conceptos que surgen del análisis de la definición del fenómeno citado, podemos completar una idea de evolución que surge de la interacción de estos elementos, donde la integridad del recipiente y la presión interior juegan un papel preponderante.

Hagamos una composición con una situación que puede darse comúnmente: Accidente de tránsito donde colisiona un camión que transporta GLP, como fruto de este se desprende en primera instancia un incendio donde las llamas toman contacto directo con la superficie del tanque de almacenamiento.

En base a lo analizado oportunamente, podemos tener dos situaciones:
A: Las llamas están en contacto con el recipiente por debajo del nivel del líquido.
B: Las llamas están en contacto con el recipiente por encima del nivel del líquido.
Analizaremos a continuación cada una de ellas a fin de poder compararlas

Integridad del recipiente
1. Dada la primera opción, se puede deducir que la pared del tanque transmitirá el calor por conducción al líquido y este lo absorberá hasta entrar en ebullición. Esa sección del tanque, entonces, permanecerá intacta.
2. En el análisis de la segunda opción veremos que la pared del recipiente no tendrá fluido a quién transmitir este calor, por lo que lo absorberá, la resistencia mecánica de este comenzara a descender.
Presión Interior
1. En el primer enunciado, la presión en el interior del recipiente empezará a aumentar dado que no es directa la disminución del nivel de líquido con el volumen de vapor desprendido de éste (recordemos por ejemplo que un volumen de agua corresponden a 1.700 volúmenes de vapor). Las válvulas de seguridad comenzarán a accionar a una presión menor que la de rotura del recipiente como para protegerlo, esto solo será una señal del aumento progresivo de la presión interior.
2. Para el segundo análisis debemos considerar que el GLP almacenado en un recipiente podría estar a una presión entre 4 y 7 Kg/cm2 promedio, dependiendo esta presión de la temperatura ambiente, a mayor temperatura ambiente mayor presión interior y viceversa. Sabiendo que el gas es un mal conductor del calor, la sección sometida al fuego absorberá todo el calor, el recipiente podría fallar sin la acción de la válvula de seguridad que mantendría la presión del recipiente dentro de los límites seguros.
La proyección de partes del tanque se manifiesta con la misma violencia en ambos casos, sabemos que las mismas pueden llegar a distancias de 500 mts. desde el punto de la explosión y estando encendidas podrán producir incendios en lugares alejados, el líquido derramado en contacto con el fuego aumentará seguramente la extensión del incendio y los gases producirán una gran bola de fuego que liberarán grandes cantidades de energía en forma de calor.

La intensidad de las llamas, el tiempo de exposición del recipiente al fuego y el tipo y cantidad de líquido almacenado son los parámetros a tener en cuenta, no existe un regla ó tabla que nos permita saber el momento exacto en que el recipiente va a fallar, por ello y al recordar los aspectos analizados, podemos llegar a la conclusión que tenemos que enfriar, no permitir que el fuego tome contacto con el recipiente por encima del nivel de líquido, ya que si esto sucede es improbable que la válvula de seguridad alivie la presión al estar evaporándose líquido y nos de una idea de la presión interior, aumentando con ello proporcionalmente tanto nuestras dudas como el peligro de la situación que enfrentamos.

Entonces, cuál de los dos escenarios es el más peligroso?, sin duda ambos lo son por igual, la diferencia radica en el tiempo que tendremos para decidir que hacer, si disponemos un ataque y evacuación del personal civil ó si decidimos la evacuación total.

En este caso la evolución de la presión se manifiesta por el aumento del volumen de los vapores en el recipiente, la válvula de control abre para aliviar la presión y cierra cuando esta llega a valores normales, mientras la resistencia del recipiente afectada por la temperatura va disminuyendo.
Cuando la presión interior se equipara con la resistencia del recipiente, esté o no abierta la válvula de alivio, se produce irremediablemente el fenómeno BLEVE.

Evidentemente es un escenario que no debe escapar de nuestro estudio si es que nuestra zona de influencia está expuesta a este tipo de fenómenos.

Tratar de intentar alguna acción de extinción arriesgando al personal si no poseemos la experiencia ni los conocimientos técnicos que nos permitan realizar una evaluación responsable, es un error que puede costar muchas vidas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres